Grupo Televisa está contra la espalda y la pared, luego de que un juez confirmara el seguimiento en el proceso de la demanda en su contra por el caso de soborno a directivos de la FIFA a cambio de los derechos para emitir Mundiales de fútbol.

En una orden hecha pública, el magistrado Louis L. Stanton del Tribunal Federal del Distrito Sur de Nueva York, denegó una moción presentada por la empresa mexicana para intentar que la demanda fuese desestimada.

Los demandantes están encabezados por un fondo de pensiones que compró acciones de Televisa y que asegura que sufrió pérdidas de casi un millón de dólares a causa del supuesto comportamiento ilegal de la empresa.

El caso está vinculado a la trama de corrupción en la FIFA juzgada también en Nueva York y, específicamente, al supuesto pago de sobornos a dirigentes de la organización por parte de empresas de televisión.

Según la demanda, Televisa habría utilizando una filial en Suiza para hacer pagos a cambio de derechos de emisión de varios mundiales.

La acusación se basa en parte en testimonios escuchados durante los procedimientos en el caso FIFA y, en especial, en las declaraciones hechas por el empresario argentino Alejandro Burzaco, que se declaró culpable del pago de sobornos e involucró a varias grandes empresas de medios, entre ellas Televisa.